Herencias del PRIICA para los salvadoreños

 
Tras 72 meses de ejecución el Programa logró beneficiar a 1154 pequeños productores de agricultura familiar.
 
“Este es un proyecto que cierra con resultados muy positivos, es una satisfacción cuando la cooperación ve que el proyecto está empoderado en los productores y los testimonios lo demuestran”, las palabras del Representante del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) en El Salvador, Sr. Gabriel Rodríguez, hacían eco del sentir de la satisfacción que el sector agrícola salvadoreño tuvo durante la devolución de resultados técnicos del Programa Regional de Investigación e Innovación por Cadenas de Valor Agrícola (PRIICA) en dicho país.
 
El representante efectuó un recuento citando los 1154 beneficiarios: 23% de aguacate, 42% de tomate, 20% de yuca y 15% de papa. Indicó que la investigación fue impulsada por CENTA y en la innovación IICA asumió gran parte de la tarea.
 
Profundizando en los alcances de cada agro-cadena, destaca que en aguacate, se capacitó a productores en injertación, uso de variedades mejoradas y viveros; podas y establecimiento de plantaciones comerciales, en Cuscatlán, Chinameca, Nueva Guadalupe y La Palma.
 
En yuca, el CENTA desarrolló un protocolo para procesamiento de harina; instaló una planta de parafinado; se capacitó en el proceso, empaque y comercialización con agregación de valor. Se recibieron 14 variedades de yuca con alta productividad y fortificadas para mejorar la nutrición familiar, mismas provenientes del Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT) en  Colombia. 
 
Mientras que en tomate, se promovió el conocimiento para la producción de plantines en viveros, incorporación de buenas prácticas, valor agregado a la producción y comercialización.
Los resultados obtenidos en los Municipios de Berlín y Alegría son destacables por la interacción entre productores, organizaciones locales y Alcaldía, ya que con ellos se logró el establecimiento de un punto de venta que ahora vincula, directamente, a los productores con los consumidores locales. Se proyecta la apertura de otro local de ventas en el Municipio de Berlín.
 
Finalmente, el consorcio de la papa, donde se estableció por primera vez un proceso confiable de producción de semilla de papa de forma hidropónica, lo que permite a este país tener las condiciones necesarias para el desarrollo de materiales nacionales de semilla de papa, adecuada a las condiciones locales. Se adaptó el sistema establecido por Instituto de Ciencia y Tecnología (ICTA) en Guatemala y se capacitó a los productores de Las Pilas al respecto; además se recibieron materiales promisorios del Centro Internacional de la Papa (CIP) en Perú.
 
El Representante recordó que en el proceso, hubo socios por excelencia como CENTA, Misión Taiwán, Universidad de El Salvador (UES) y la Agencia Internacional de Cooperación de Corea (KOIKA).
Otras acciones que fortalecieron el conocimiento y las buenas prácticas fueron enumeradas como: módulos de formación impartidos en diversos temas por IICA El Salvador y los cuatro recetarios elaborados para dar conocer formas sencillas, pero diferentes de preparar los productos.
 
Para culminar, Rodríguez destacó que este proyecto se orientó a acompañar a pequeños productores con deseos asociativos y les exhortó a seguir el camino hacia la articulación de más esfuerzos.
 
El PRIICA es un programa ejecutado por el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), en colaboración con los institutos nacionales de investigación agrícola (INIA), con recursos de la Unión Europea, el cual pretende reforzar la seguridad alimentaria y nutricional de los productores, por medio de la conformación de alianzas entre el sector público y privado, la gestión del conocimiento y la investigación e innovación en yuca, papa, tomate y aguacate en Centroamérica  y Panamá.
 
Más información: infopriica@iica.int